Amigos de MTDG: Carlos Palomo

Hace muchos años conocimos a Carlos Palomo. Tanto años hace que MTDG aún no había organizado su primer torneo. Eran los tiempos de Twittour y en los que Carlos cubría circuitos amateur en Canal + Golf.

Desde entonces, es una persona que siempre hemos procurado tener cerca aunque, por desgracia, las agendas a veces no permiten que los encuentros sean todo lo frecuentes que desearíamos. Y es que, Carlos, es un buen tío.

Además, hemos tenido el privilegio de verle crecer profesionalmente y les podemos asegurar que se lo ha trabajado. Mucho.

Si hay una palabra que define a nuestro amigo Carlos Palomo esa es la sencillez. Pero la sencillez bien entendida. Siendo un tipo que todas las semanas sale por TV y que tiene, desde hace muchos años ya, su propio programa en Movistar + Golf, perfectamente podríamos estar hablando de una persona menos cercana o menos accesible. Todo lo contrario.


Carlos es periodista. Y de los que empezaron desde abajo del todo, aprendiendo el oficio desde la A, como se suele decir. Currándoselo a base de duro trabajo, lo que le ha permitido alcanzar el nivel de primera línea que hoy ocupa y que es absolutamente merecido. Uno no pasa tantos sacrificios (viajes, fines de semana fuera de casa, etc) si no ama lo que hace. Además, uno no pasa tantos años en una misma cadena si no hace muy bien su trabajo. No es nada sencillo.

Además de abrazar el periodismo, Carlos siente el golf de una manera especial. Eso se nota en cuanto hablas un rato con él. Leyendo esta entrevista se van a dar cuenta de lo que decimos.

Pero no se queda ahí. Caben muchísimas más cosas dentro. Carlos es portero de fútbol sala, aprendiz de batería, jugador de pádel y DJ. Y, además, es un experto catador de patatas bravas. De este manjar madrileño conoce, que nosotros sepamos, dos de los mejores bares de la geografía madrileña o, lo que viene a ser lo mismo, dos de los mejores bares del mundo.

Hay una cosa más. Es un viajero de raza. No conocemos a muchas personas que tengan unos hábitos de viaje como los que tiene Carlos. Él ha estado en sitios de los que, la mayoría ni hemos oído hablar. Como ejemplo, fíjense que ciudad del mundo recomienda visitar. Escucharle hablar de sus viajes es un verdadero placer, sobre todo, si median unas cañas y unas buenas tapas.


Carlos es disfrutón, le hemos visto muchas veces en nuestros torneos y siendo un veterano es muy difícil sorprenderle. No obstante, es de los que más jugo le saca al programa. Si no nos creen, no dejen pasar la oportunidad de disfrutar de unos callos con garbanzos con él. Saben, aún si cabe, mucho mejor. Como se podrán imaginar, nos encanta que venga a disfrutar de algo de su escaso tiempo libre con nosotros.

Les invitamos a conocer a un tipo que es un buen amigo de MTDG y que merece la pena que conozcan.

¿Cómo nace tu afición al golf y qué significa para ti este deporte?

Nace en los minigolf de las ciudades en las que veraneaba con mi familia. Más tarde, todavía muy pequeño, recuerdo alguna edición de la Ryder Cup en la que le preguntaba a mi padre â€œÂ¿Para qué juegan? Porque teniendo a Seve y a Montgomerie, que son los mejores, ya se sabe que va a ganar Europa”
Actualmente supone más del 50% de mi vida, al ser pasión y trabajo al mismo tiempo. El golf es un orgullo cuando presumo de practicarlo, un escape cuando el coco necesita un respiro y, sobre todo, un bofetón de humildad cada vez que lo juegas.

¿Qué momento especial, como jugador, has vivido gracias al golf?

Me hace una ilusión absurda terminar 18 hoyos con la misma bola, pero esto no se puede poner en el currículum golfístico. Me hizo mucha ilusión quedar subcampeones de un torneo de prensa por parejas con Óscar Díaz, mi compi de Locos por el Golf. Fue bastante épico. No por enchufar un putt de 10 metros en el 18, sino porque era a dos jornadas y antes de la segunda se me olvidó lo de dormir, que estuve celebrando que el Real Madrid había ganado la Liga.

¡Ah! y una vez la enchufé desde 160 metros para eagle. Tenía dos puntos en ese hoyo, así que seis puntitos que me apunté.

¿Cómo empezó tu carrera en los medios?

En los exámenes de 5º de Periodismo me ofrecieron un contrato en Europa Press TV. Ahí hacía de todo menos deportes. Hasta ‘Sucesos’ me tocó cubrir… Dos años después, me llega la oportunidad de incorporarme al denominado Golf+ en ese momento.

Al principio, solo cubría torneos amateurs. Allí desplegué todo mi arsenal de habilidades aprendidas en la facultad de periodismo. â€œÂ¿Qué tal ha pateado hoy, señor hándicap 28?” “¿Cuán delicioso estaba el jamón del catering?”

¿Qué es lo más complicado de una retransmisión en directo?

Ser consciente de lo variado que es tu audiencia. Entre los espectadores hay profesionales, hándicaps bajos, gente que lleva jugando pocas semanas y otros que no tienen ni idea de lo que están viendo, y tienes que encontrar la fórmula para que a todos se les haga amena la retransmisión, y que los que menos saben, aprendan algo.

Algunas semanas, tienes exceso de información de un torneo. Tanta, que es complicado leerte todo. Pero otras muchas, los datos que manejan de cada torneo los propios circuitos son un poco escasos.

También me parece un reto interesante los domingos en los que un líder que lleva 6 golpes de ventaja y tienes que esforzarte por hacer la retransmisión lo más amena posible.

¿Cómo crees que va a evolucionar la retransmisión deportiva en el futuro?

Entrevisté al responsable de retransmisiones del PGA Tour y me dijo una frase sobre este tema: â€œTenemos una tarta de manzana. Y le podremos poner sirope, fresas, nata…, y que cada vez, la tarta tenga más cosas, pero lo importante acabará siendo la base”.

De esta manera, me explicaba que puedes meterle todas las mejoras imaginables pero que, al final, la base es que el espectador vea lo que está pasando. Y que esas mejoras, por exceso de las mismas, no pueden acabar empeorando el producto. La salsa barbacoa me apasiona, pero no se la puedo echar a la tarta de manzana.

A mí, me gustaría tener la posibilidad de decirle a cada circuito. “Hola, buenas tardes. A priori me ibas a ofrecer estos tres partidos, pero yo lo que quiero es ver el partido de Jon Rahm y de Sergio García”. Creo que en eso es lo que tienen que mejorar: en golf a la carta.

Pero también hay que tener en cuenta que el golf es muy complicado de grabar porque están pasando cosas en 30 lugares a la vez.

 

¿Cómo crees que va a afectar la creación de la Superliga al PGA y al DP World Tour?

Ya se está viendo que está afectando en el incremento de premios en ciertos torneos del PGA Tour. También creo que la Superliga puede servir de arma arrojadiza o, mejor dicho, de argumento para la mejora de algunas condiciones o derechos para los jugadores.

Es un culebrón que me encanta, con Greg Norman como villano.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiera viajar a ver un major? ¿Cuál recomiendas?

Alquilar casa/hotel lo antes posible si quieres evitarte dos horas desde tu alojamiento hasta el campo. Y madrugar.

Una vez allí, la mitad del día quedarte en un hoyo y ver pasar partidos y la otra mitad, elegir un partido y seguirle varios hoyos. Y cuidado con llevarte tarjeta de crédito y entrar a la tienda de merchandising, que te dan ganas de comprarte todo. Y no grabes vídeos con el móvil. Luego no se va a ver casi nada en ellos, no los vas a volver a ver en tu vida y además disfrutarás menos la experiencia in situ.

Recomiendo el Masters o The Open si eres amante del golf clásico. Y si te gusta el jaleo, un US OPEN/PGA Championship que se celebre en Nueva York.

¿Si sólo pudieras elegir un evento internacional de golf al que hayas asistido, con cuál te quedarías y por qué?

El Masters de Augusta de 2017 que ganó Sergio García. En Augusta, nuestra acreditación no nos permite andar por dentro de cuerdas como en otros torneos, así que tuve que vivirlo como un espectador más. Fue la leche el silencio que se hizo con el hierro 8 del hoyo 15 y segundos después, el estallido del público celebrando el eagle de Sergio.

Y también lo de estar en la grada del tee del 1 de una Ryder Cup es algo que no te pueden contar, que tienes que vivir. La de París 2018 era una barbaridad.

¿A qué leyenda del golf te hubiera gustado entrevistar y qué le habrías preguntado?

Siempre me fastidió entrevistar a Seve únicamente cuando ya estaba retirado. No sé si es por el poco tiempo que ha pasado desde el último Masters, pero me hubiese encantado tomar unas cervezas con Bobby Jones y preguntarle. â€œÂ¿Qué opinas de que dentro de unos años habrá jugadores que peguen 330 metros y ganen casi 3 millones $ por ganar un torneo?

 

18 preguntas cortas:

1.-¿Driver o putter?
En el swing de driver, hay 250 aspectos que al no ser perfectos pueden hacer que el golpe sea horrible. El putter es palante y patrás, así que me quedo con él por su sencillez.

2.-¿Qué palo no puede faltar en tu bolsa?
El putter, porque si no, tendría que patear con una madera y sería difícil.

3.-Campo favorito en España.
Para jugar, los que tienen pocos árboles. Para ver, tengo muchas ganas de que llegue la Solheim Cup a Finca Cortesín.

4.-Campo favorito en el extranjero
TPC de Sawgrass. Lo tiene todo.

5.-¿Jugador favorito de todos los tiempos?
El genio de Pedreña, Seve Ballesteros.

6.-¿Jugador favorito en activo?
Jon Rahm de los nuestros. Extranjero, Viktor Hovland, futuro nº1 del mundo.

7.-¿Qué major no te pierdes?
La expectación previa que genera el Masters no te la ofrece ningún otro. Los US Open de rough por las rodillas también me gustan. Y los The Open con lluvia y viento también son una delicia

8.-Si pudieras tener el juego corto de un pro. ¿Cuál elegirías?
Si respondo algo que no sea Seve o Mickelson, no merezco seguir en este gremio

9.-¿Y el juego largo?
Justin Thomas.

10.-Plato favorito.
Patatas Bravas.

11.-¿Dónde recomiendas tomarlo?
En mi barrio de Quintana, en el Docamar.

12.-Una película.
Con que no sea de Star Wars, me conformo. De las últimas que he visto, me ha dejado loco ‘Titane’. Tanto como en su día ‘Requiem por un sueño’. En Navidades no puede faltar ‘Love Actually’. En serio, eh. La mejor canción de su banda sonora se usó en ‘El Milagro de Medinah’.

13.-Un libro. 
Recuerdo llorar de adolescente leyendo ‘Rebeldes’. Ahora leo poquísimo, pero soy un friki de David Trueba. Creo que es el único autor del que me he leído todo.

14.-Una serie.
Breaking Bad, Dexter, la primera temporada de Fargo.

15.-Una ciudad que recomiendes visitar.
Kotor, en Montenegro y Hallstatt en Austria.

16.-Elige un puesto de la Romería Gallega. 
El que menos cola tenga, que voy con hambre.

17.-¿Un hoyo de Balneario de Mondariz?
El 9 y el 18 son dos bicharracos. En mi mente, son par 5 y par 6. Pero me encanta que tienes luego tres pares 4 muy cortitos y también la variedad que suponen cada uno de los pares 3.

18.-¿Qué torneo de MTDG no te perderás este 2022?
Puedo prometer y prometo que acudiré al Torneo del Día de Canarias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad